Un productor de música tiene un trabajo apasionante, pero, a la vez, agotador. El término significa cosas distintas según a quien preguntes. Algunos productores musicales son músicos, otros son ingenieros y otros son remixers y otros son simplemente encargados de guiar al artista a encontrar su estilo a la hora de producir y aconsejarle sobre las pautas que debe seguir una canción para tener éxito.

Entonces, ¿qué han hecho artistas como C. Tangana, David Guetta, Leiva o Luis Fonsi para triunfar? Pues contratar a un productor musical que les ayude a obtener un sonido de éxito.

Secretos para triunfar siendo productor musical

Si quieres triunfar en el mundo de la música como productor, debes conocer las características principales de una persona que se dedica a este negocio. Son estas:

– Tiene pasión por la música. Este es el elemento más importante. Si solo lo haces por el dinero, glamour o prestigio, es poco probable que logres cualquiera de esas cosas.

Ama la música y comprométete a saber todo lo que puedas sobre ella. Escucha críticamente un millón de discos hasta que comprendas qué hace que una canción funcione.

Respeta la destreza de escribir canciones, actuar y grabar, y tal vez termines haciendo algo realmente grandioso.

– Aprende sobre composición, creación de sonidos, grabación, mezcla. Esto te va a garantizar al menos una preparación óptima para dedicarte a este apasionante mundo. Entender cómo los diferentes elementos de una canción funcionan juntos te da una base más sólida para cuando estés en la silla del productor tomando decisiones sobre cómo sonará el track.

– Conoce a las personas adecuadas. Si miras ejemplos de músicos que han triunfado, en un momento dado de sus carreras, todos han unido fuerzas con otras personas creativas y apasionadas. Un ejemplo claro es el joven Avicii, cuyo fulgurante y rotundo éxito mundial vino precedido por los contactos adecuados de su ambicioso manager.

– Desarrolla y mantiene relaciones. El negocio de la música se basa en las relaciones. Jimmy Lovine comenzó como conserje en un estudio de grabación. Se abrió camino y formó una relación con un joven músico llamado Bruce Springsteen.

– Crea tu propio camino. Cuando piensas en los productores que realmente han dejado una huella en la historia musical, todos han aportado su propio toque a los registros que hicieron. La mayoría de los grandes, generalmente, pertenecen a uno de los siguientes grupos:

  • Los que tienen el don de aprovechar la esencia de un artista o banda, ayudándoles a descubrir algo en ellos que no sabían que tenían. Rick Rubin es uno de los mejores en este sentido.
  • Los que crean su propio sonido característico. Estas personas aportan su propia estética musical reconocible a los registros que producen, a menudo contribuyendo a la composición real de las pistas. Avicii es un claro ejemplo. En Lovers on the sun de David Guetta se ve claramente su influencia.

Lo que es importante señalar aquí es que, aunque estos dos tipos de productores abordan la creación de registros de forma diferente, todos lo hacen con su propio punto de vista único. Usa ese enfoque en tu estilo de producción y te distinguirás del resto.

– Descubre lo que quieres y comprométete a hacerlo realidad. Si tu objetivo es producir discos de éxito dirigidos a la radio convencional, entonces vende todas tus cosas, múdate a una gran ciudad, e incluso a otro país, y ponte a trabajar.

Si tu objetivo es convertirte en el mejor productor de tu banda para que puedas tener la libertad de crear discos con tus propias condiciones, no desistas en el empeño hasta que lo logres. Si quieres producir discos independientes y ser el tipo al que recurren bandas locales o raperos, enfócate hacia ese campo con toda tu energía. No te rindas, nunca.

– Ahora es el momento. Gracias a las nuevas tecnologías y la posibilidad de hacer mucho trabajo en tu casa, nunca ha habido más personas tratando de hacer buena música. No dejes que eso te desanime. Si bien puede parecer que hay más competencia, de hecho, solo estás compitiendo con una persona: tú mismo.

Si realmente te gusta la música, encontrar el éxito como productor es más alcanzable de lo que puedes imaginar.

Concepto de productor productor musical

Después de todas estas claves, asegúrate también de que realmente conoces el papel que debe realizar un productor musical. En resumen, es un gerente de proyecto para el proceso de producción,grabación, mezcla y masterización.

Tiene una visión general de la música, el sonido y los objetivos del proyecto, y aporta una perspectiva única para inspirar, ayudar y, en ocasiones, motivar a los artistas.

Cada productor aporta diferentes habilidades y un enfoque diferente, y esto puede hacer que lo que hacen sea difícil de resumir. A grandes rasgos, estos son los tipos distintos de productores de discos que se pueden encontrar.

1. El ingeniero. Está siempre trabajando sobre una mesa de mezclas, obsesionado con los ajustes de compresión y ecualización, las colas de reverberación y los sonidos de percusión. El estudio es un instrumento, y el productor lo interpreta como un virtuoso, trabajando hasta altas horas de la noche para crear una misteriosa obra maestra.

2. El creativo. Algunos productores parecen tener un toque casi mágico, una fórmula secreta que garantiza que casi cualquier persona que trabaje con ellos tenga éxito.

3. El remixer. Mucha gente piensa en el productor de remezcla como algo reciente, pero los orígenes pueden encontrarse, en realidad, en los años 70 del siglo XX.

4. El músico. Tal vez la habilidad menos reconocida pero más fundamental que un productor requiere es la musicalidad. Un productor contribuirá, comentará y asesorará sobre composición y ejecución, y la mayoría también son músicos.

5. El mentor. Muchos productores no reclaman ninguna experiencia técnica en absoluto. Rick Rubin es un ejemplo bien conocido: no se sienta en el escritorio en los registros que produce, sino que elige específicamente diferentes ingenieros de mezcla para trabajar en cada proyecto.

6. El artista. Algunos productores llevan la musicalidad a otro nivel, son verdaderos artistas.

7. El visionario. Son los que abren camino con alguna aportación musical que deja huella.

Trabajo duro

En estos días, cualquiera puede ser un productor musical, con poco más que un portátil, software libre y un conexión a Internet. Los requisitos técnicos están al alcance de todos los que quieran grabar y mezclar música. Es difícil hacerse notar, pero con trabajo duro, muchas ganas y sin que las adversidades te hagan rendirte, seguro que vas a conseguir tu objetivo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies